IDIOMAS DISPONIBLES
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, 21 de diciembre de 2010

jueves, 16 de diciembre de 2010

Delito y Sociedad: Salud Mental y Sistema Penitenciario

Oviedo acoge las V Jornadas 'Delito y Sociedad, dedicadas a Salud Mental y Sistema Penitenciario'.

El Fiscal Superior del Principado de Asturias, Gerardo Herrero, dirige las 'V Jornadas Delito y Sociedad, dedicadas a Salud Mental y Sistema Penitenciario' que se celebraron el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en el Hotel de la Reconquista de Oviedo.

La Directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, reconoce que es absurdo que los enfermos mentales acaben encarcelados, compara la presente situación con “la Edad Media”.
«La cárcel se ha convertido en la última etapa para los enfermos mentales», dice Gallizo.
El 34% de los internos del Centro Penitenciario de Villabona recibe cuidados psiquiátricos y eso «nos devuelve a la Edad Media», lamenta la jefa de Instituciones Penitenciarias.
«Esto no puede resistir mucho más». El veredicto lo compartirían fiscales y carceleros, familiares de presos y médicos. Todos se reunieron para debatir por qué las cárceles se están llenando de enfermos mentales, gente que, metidos en una celda, «sólo pueden empeorar». Villabona terminó el año pasado con 1.547 internos y, de ellos, 548 (el 34%) recibieron algún tipo de tratamiento psiquiátrico. El Ministerio del Interior examinó hace cuatro años sus celdas, descubriendo que un 25% de los reos tienen al menos un diagnóstico psiquiátrico en su historial.
«Algo está fallando, cuando para muchas personas el camino a la enfermedad mental tiene su última etapa en la cárcel», concluyó ayer Mercedes Gallizo, secretaria general de Instituciones Penitenciarias. La responsable de prisiones participó ayer en la jornadas sobre ’Salud mental y sistema penitenciario’, donde confesó su frustración. El diagnóstico que maneja encuentra la raíz del mal en cierto autismo del sistema de salud.
Desde los años 80, e impulsada desde Asturias, se fue imponiendo una reforma psiquiátrica que llamó a derruir los manicomios para que los enfermos mentales fueran cuidados desde dentro de la sociedad. El principio tiene lógica. Aislado, el psicótico, bipolar o depresivo refuerza su trastorno, cayendo en un agujero. Cuando le arropa un entorno de normalidad que sabe cómo cuidarle, encuentra, sin embargo, estímulos para volver a la senda del sentido común.
El problema es que la teoría se aplicó sin facilitarles a las familias las herramientas necesarias. En un momento donde llegaron a las calles drogas de diseño que erosionan las neuronas, los parientes no encontraron suficientes médicos de apoyo, centros de día y terapias ocupacionales. Empezó ahí todo un «desastre asistencial. Ahora, para muchas familias con escaso nivel económico, el encarcelamiento se ha vuelto en el único recurso y lo digo a sabiendas de que el internamiento es un desgarro para ellas, pero también un alivio», lamentó Mercedes Gallizo.
Toda la responsabilidad sería por tanto del sistema sanitario, que no está cuidando como debe a los enfermos mentales. La secretaria mostró datos que apoyan esta tesis: según la Organización Mundial de la Salud, los trastornos psíquicos causan el 12% de la carga de morbilidad, pese a lo cual «no reciben ni un 1% del presupuesto sanitario».
Ese déficit abre un agujero en la red por el que se cuelan los enfermos mentales, «que pasan de médico a médico sin recibir la respuesta que requieren, hasta que al final cometen un delito y llegan a nuestras prisiones», relató Gallizo. Una vez dentro, «son responsables de los principales conflictos, porque están bajo un régimen donde sus patologías se deterioran hasta llevarles a más sanciones y abusos». Gallizo clamó por otra respuesta «más humana; porque lo de ahora nos devuelve a la Edad Media, cuando la locura se constituyó el primer motivo para privar de libertad, antes incluso que el delito».
Llegados a este punto, la responsable de prisiones lanzó la polémica: ¿quién debe darle la vuelta a la situación? ¿Son las prisiones las que tienen que reciclarse y especializarse en el trato de enfermos mentales, o es el sistema sanitario el que ha de abrir espacios para acogerlos? Instituciones Penitenciarias apuesta por ambas vías. Por un lado, está implantando un «programa de asistencia integral para enfermos mentales». De momento, son 35 los centros adscritos. Villabona está en la lista, lo que se traduce en que un grupo de medio centenar de reos participan en talleres ocupacionales que les organizan las asociaciones Hierbabuena, Cruz Roja y Afesa.
El impulso tiene, empero, un límite. En España sólo hay dos hospitales penitenciarios psiquiátricos, con unas 700 plazas, y Gallizo sólo está dispuesta a abrir un centro más: «Si hiciéramos más, la sociedad seguiría cerrando los ojos y los que tienen la responsabilidad de crear recursos alternativos no se moverían», sentencia Gallizo.

Fuente: El Comercio Digital

miércoles, 10 de noviembre de 2010

VISITA NÚMERO 1000

Hace unos días nuestro Blog recibió la visita número mil.
Se podrá pensar que se trata de una cifra más o menos pequeña pero lo cierto es que nos ha hecho mucha ilusión y nos anima a ofrecer más contenidos (noticias, estudios, propuestas, etc…) relacionados con los trastornos mentales, la discapacidad intelectual, física y sensorial, las demencias, etc…, con especial incidencia en los aspectos más novedosos o más sugerentes.
Nos ha hecho también mucha ilusión que muchas de las entradas procedan de Iberoamérica donde nos consta contamos con un puñado de asiduos seguidores.

Un cordial saludo para todos.
Fernando Santos Urbaneja

Coordinador

miércoles, 23 de junio de 2010

MALAS PRÁCTICAS

© EDICIONES EL PAÍS S.L. (Por cortesía de Pepe Sáez)

lunes, 24 de mayo de 2010

Yoga y Salud Mental

Antonio Morales Berdón, Profesor de Yoga, impartió el pasado día 29 de Abril una Conferencia en Colegio de Abogados de Córdoba, dentro de las Jornadas anuales organizadas por el Foro Andaluz del Bienestar Mental, con el título “Yoga y Salud Mental”.
En ella se trató de los beneficios que la práctica del Yoga acarrea para la salud en general y los que puede ofrecer para la salud mental en particular.

Resulta muy relevante que en el Hospital Carlos Haya de Málaga, Antonio Fernández, auxiliar técnico de enfermería de la Unidad Clínica de Salud Mental I, con 27 años de experiencia en psiquiatría, propuso a la Dirección un taller de taichi para pacientes con enfermedad mental grave como parte de su terapia.
Los resultados han sido positivos y se notan en «la mejora en la atención y psicomotricidad», dos aspectos difíciles de trabajar. Y además muchos de los que participan repiten, todo un logro cuando la desmotivación es la norma.

Se puede acceder al contenido completo de la Conferecia en cuatro partes ordenadas cronológicamente:

video

video video video

jueves, 15 de abril de 2010

FAMILIA, EDUCACIÓN Y FUTURO

Las VIII Jornadas del SIPOSO focalizan la familia en su faceta asistencial. El texto que sigue se refiere a otra vertiente familiar, la educativa o socializadora. Al publicar este trabajo manifestamos nuestra también máxima valoración de la misma. SIPOSO


>>ACCESO AL DOCUMENTO COMPLETO<<

martes, 2 de marzo de 2010

Régimen de funcionamiento

1.- El Foro carece de personalidad jurídica y se ampara en el ejercicio de los derechos fundamentales de reunión y libertad de expresión.
Los participantes en el mismo lo harán a título personal y habrán de provenir, fundamentalmente de los ámbitos profesionales Jurídico, Sanitario, Científico, de los Servicios Sociales y de Educación, así como de las Asociaciones y Federaciones de Allegados y Afectados (Discapacidad, Trastorno Mental Grave, Senilidad),

2.- El Foro no tendrá más patrimonio que su producción intelectual. Su actividad carece de finalidad lucrativa y se desarrollará mediante las aportaciones personales y materiales de todas las personas y entidades públicas o privadas que quieran colaborar en su desarrollo.
Todos los recursos de los que el Foro pueda disponer u obtener serán invertidos en sus actividades.
El Foro tiene su sede en la Delegación Provincial de la Fundación Andaluza para la Integración Social de las Personas con Enfermedad Mental (FAISEM), Avda. Virgen del Perpetuo Socorro, 14-16 de Córdoba.

3.- La actividad ordinaria del Foro consistirá en la celebración de Jornadas especialmente dirigidas a profesionales y representantes de las Asociaciones de Afectados, en las que distintos ponentes expondrán sus conocimientos, opiniones o experiencias sobre el tema objeto de estudio, conducidos por un Director-Moderador, tras lo cual se pasará a un debate abierto con los asistentes.

4.- Corresponde al Director-Moderador la administración del orden de palabra para las distintas intervenciones, cuidando en todo momento de que los debates se conduzcan bajo un tono de respeto mutuo en el marco del ejercicio del derecho a expresar libremente las opiniones e ideas.
Igualmente corresponde al Director-Moderador, redactar las conclusiones, reivindicaciones o propuestas surgidas del debate, para su posterior difusión y envío a los Organismos o Autoridades correspondientes.

5.- Se procurará incluir en la Programación de las Jornadas espectáculos artísticos o exposiciones protagonizadas por Personas con Discapacidad o con Trastorno Mental Grave (Programa “Para que veas”), como instrumento de lucha contra el estigma, para que los asistentes puedan comprobar lo que estas personas, con “capacidades diferentes” son capaces de hacer cuando se les da oportunidad de ello.

6.- De modo extraordinario y dependiendo de las disponibilidades económicas con que se cuente, se podrán organizar Cursos, Encuentros, Seminarios, Jornadas, Conferencias, Mesas Redondas etc..., al objeto de profundizar en el estudio y difundir las actividades y conclusiones del Foro.

7.- La Comisión Coordinadora es el órgano que rige el funcionamiento del Foro.
Estará compuesta por personas que representen a los diversos colectivos involucrados en el desarrollo de sus fines, tanto de los distintos ámbitos profesionales (Jurídico, Sanitario, Científico, de los Servicios Sociales y de Educación) relacionados con estos temas, como de de las Asociaciones y Federaciones de Allegados y Afectados (Discapacidad, Trastorno Mental Grave, Senilidad),
Cualquier persona interesada podrá optar a formar parte de la Comisión Coordinadora.
Los Delegados Provinciales serán considerados como miembros de la Comisión Coordinadora a todos los efectos.
La Comisión Coordinadora asumirá la representación del Foro de forma colectiva o delegada a través de cualquiera de sus miembros.
La Comisión elegirá un Coordinador a quien corresponderá convocar a la Comisión Coordinadora y establecer el orden del día de las reuniones.

8.- La Comisión Coordinadora se reunirá periódicamente cuando lo estime oportuno el Coordinador o lo solicite un tercio de los miembros de la misma.
En sus sesiones y de acuerdo con el orden del día establecido, se resolverán y decidirán por mayoría todas las cuestiones que la vida del Foro vaya generando, recabando para ello cuantas opiniones se estimen necesarias, debiendo velar porque en ningún caso se produzcan discriminaciones ni trato de favor.
De entre los miembros de la Comisión Coordinadora se elegirá un Secretario que levantará acta de sus sesiones.
Los Delegados Provinciales o quienes no puedan asistir a cualquiera de las reuniones ordinarias o extraordinarias convocadas, podrán hacer llegar sus opiniones por escrito al Coordinador con antelación al comienzo de las mismas.

9.- Los Trabajos del Foro, sus Ponencias y Documentos, se publicarán a ser posible, salvo manifestación en contrario de sus autores y, sin perjuicio de los correspondientes derechos de autor, formarán parte del patrimonio intelectual del Foro.

10.- Las Propuestas y Conclusiones del Foro se remitirán a las Autoridades, Parlamentarios, Partidos Políticos, Asociaciones y Federaciones para su conocimiento y valoración.

miércoles, 24 de febrero de 2010

¿Qué es el FORO?

El Foro surgió en el año 1995 y su creación estuvo motivada por la constatación de dos circunstancias que repercutían muy negativamente en el mundo de la discapacidad psíquica y de la enfermedad mental.

Tanto las personas con discapacidad y enfermedad mental como sus familiares y allegados padecían;

De un lado; La carencia de legislación que contemplase las necesidades de estos colectivos;

De otro: La falta de coordinación entre las distintas Administraciones, Organismos e Instituciones competentes para su atención o protección.

Desde el convencimiento de que sólo un estudio riguroso de los problemas, contando con el punto de vista de todos, podría dar oportunidad para resolverlos, se programaron distintas Jornadas agrupadas en Cursos cuya celebración se extendía desde Octubre a Mayo, en las que expertos del ámbito Jurídico, Sanitario, de los Servicios Sociales y de Educación, junto con los propios afectados y sus familiares o guardadores, fueron analizando las cuestiones y formulando “Propuestas” que se hicieron llegar a las Autoridades, Parlamentarios, Asociaciones y Federaciones para su conocimiento y valoración.

Así, desde el mes de Octubre de 1995 hasta la actualidad se han celebrado más de setenta Jornadas en las que se ha abordado el estudio de multitud de temas relativos a este ámbito, con especial dedicación a aquellos más novedosos y vanguardistas.

Si bien es cierto que al principio nos centramos en estudio de cuestiones relativas a la Discapacidad Psíquica, la Enfermedad Mental y la Senilidad, pronto nuevos fenómenos reclamaron nuestra atención (Adicciones a conductas o a sustancias, Trastornos alimentarios, Violencia juvenil, etc.....) cayendo en la cuenta de que la Salud Mental es un bien que nadie tiene garantizado y que, más que colectivos de riesgo, debíamos hablar de una aspiración común.

Por eso cambiamos nuestro nombre inicial “Foro Andaluz de Debate e Investigación sobre la Deficiencia y la Enfermedad Mental” por el de “Foro Andaluz del Bienestar Mental”, como llamada de atención a una sociedad en la que, al menos años atrás, se han alcanzado unas inmejorables cifras macroeconómicas reflejo de un evidente progreso material que, sin embargo, no se ha visto acompañado por un incremento del bienestar mental. Al contrario, ambos parámetros parecen haber seguido direcciones opuestas.

A partir del año 2003 incorporamos a nuestras actividades lo que denominamos el programa “Para que veas”. En el marco del mismo se han programado distintos espectáculos artísticos (Teatro, Danza, Recitales del poesía, Exposiciones, etc…) protagonizados por personas discapacitadas o con enfermedad mental grave, pues hemos comprobado que es un arma muy efectivo en la lucha contra el “estigma”.

Es común también que asistan a nuestras Jornadas o participen como Ponentes, personas afectadas, pues son las que se encuentran en mejores condiciones de contar y de transmitir lo que sienten.

Durante estos años de actividad ininterrumpida hemos aprendido muchas cosas, entre ellas que no hay derecho más fundamental que “el tener la oportunidad de ser feliz” y que no puede haber iniciativas políticas más justas que las encaminadas a favorecer este propósito. Los Poderes Públicos, actuando en las distintas variables de la fórmula: Legislación – Coordinación – Actitud – Recursos, y la sociedad en general con su respeto y aceptación, han hecho posible recorrer en las últimas décadas un apreciable camino de dignificación de las personas discapacitadas o que sufren trastornos mentales graves. Pero es obvio que se trata de un camino inacabado que plantea cada día nuevos retos, por lo que el estudio compartido de los fenómenos sigue siendo imprescindible.

El Foro carece de personalidad jurídica, es un ámbito independiente de opinión en el que todas las colaboraciones se hacen a título personal.

Los estudios de los expertos son una especie de voluntariado científico.

Una Comisión formada por profesionales del ámbito Jurídico, Sanitario, Servicios Sociales y de Educación, así como por representantes de las Asociaciones y Federaciones de afectados, dirige e impulsa la vida del Foro.